Bye, bye Xmas!!

Y es que el otro día, estuve a punto de reventarle a George, uno de los días más felices de todo el año, el día de Reyes. No me digáis como pero el caso es que nos quedamos con un sabor amargo en la boca y el sentimiento de haberme convertido en el “grinchito” de la Navidad, como cariñosamente me llamó George para quitarle hierro al asunto y ponerme una sonrisa en los labios.

Así que, después de mucho meditar con la almohada, una buena dosis de abrazos y mucho “style me pretty”, decidí prepararle una merendola digna de todo un rey melchor, vamos, que le di cuerda hacia atrás al reloj y rebobine hasta la tarde del día 5 de Enero.

Pertrechada de papel, tijeras, fieltro y mucho cariño, le preparé una dulce sorpresita para despedir la Navidad como se merece.

Aquí os dejo el resultado para que me digáis que opináis.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s