Una boda ideal…

La verdad es que yo no soy mucho de líos boderiles (todavía no me he dejado pillar por George que para estas cosas es mucho más solemne y dispuesto que yo jejeje) pero si me garantizasen que el escenario fuera tan bonito como éste que os presento, no me lo pensaría dos veces y mi respuesta sería sin ninguna duda: ¡¡¡¡¡¡SIIIIIIIIIIIII!!!!!!

Es una boda que encontré hace mucho tiempo a través de la página web ONCEWED y sus imágenes me fascinaron tanto que las guardé en una carpetita maquera de mi ordenador para recordar siempre, que a veces, es posible hacer realidad un pedacito de nuestros sueños.

Nadia y Charles, escogieron un entorno romántico al aire libre al que dotaron de un gran atractivo vintage para celebrar su enlace de forma íntima entre amigos y familiares.

La dedicatoria con la que acompañaron los detallitos de boda no pudo ser más perfecta…

Una boda llena de encanto, buen gusto y detalles muy cuidados que logran crear una atmósfera maravillosa y casi mágica para una boda intima y desenfadada. ¡Así, si!

Un viaje a todo color con Tepper Jackson…

Este fin de semana pasado, George y Yo, tuvimos que salir de viaje por temas laborales con destino Sevilla y ¡qué bien nos sentó!

El Viernes dejamos nuestra lluviosa y gris Galicia por el calorcete y el oro de Sevilla, recargamos las pilas totalmente y casi casi nos trajimos un poquito de ese sol enlatado en nuestras maletas.

La verdad es que aprovechamos cada una de las horas que pasamos en la capital Andaluza: tapitas, manzanilla, terracitas al aire libre, algo de jamoncito serrano del bueno bueno, un poco de gastronomía, otro tanto de visitas culturales y mucho de preparativos de Semana Santa y Feria de Abril que se dejaban sentir en cada rincón de la ciudad. ¡Un autentico lujo en pleno mes de Febrero!

Pero el Domingo llegó demasiado pronto y con él, nuestro vuelo de regreso a lo cotidiano.Entre tanta puerta de embarque, salidas, llegadas y esperas interminables, me dio tiempo a pensar sobre qué escribiría en mi siguiente post, a planificar mi Lunes de regreso a la realidad, si tenía algo de cenar en la nevera… pero lo que más llamó mi atención fue lo triste y monocromático que parecían los equipajes en las colas de facturación.

Un torbellino de negros, grises, azules marino y marrones se agolpaban unos tras otros, por eso, cuando ví el trabajo de Tepper Jackson fue como ver un oasis en pleno desierto. Concibe el concepto de viajar como algo único, divertido y atrevido tanto como el destino más asombroso que te puedas imaginar.

El color lo inunda todo, inspiración setentera 100%. Las formas geométricas imprimen carácter a los equipajes y elementos tan simples como una etiqueta de pertenencia se transforma en manos de este gráfico diseñador.

Unas bolsas muy Austin Powers pero no menos divertidas que sus etiquetas para identificar todas nuestras maletas y que no se nos pierda ni una…

Y qué me decís de sus porta-todo…

O sus neceseres poperos…

O sus porta-pasaportes…

Desde luego que desde ahora mis viajes ya no serán lo mismo y unos cuantos golpes más en la cinta transportadora, me darán la justificación perfecta para ir renovando mis aires viajeros jejeje