Escapadas: La Casona del Viajante

En algún lugar de Asturias, entre la señorial ciudad de Oviedo y a los pies de los Picos de Europa, en algún lugar tal que así como Villabajo, se encuentra un rincón único en el mundo para soñar.

Y es que he de reconoceros que buscando por internet alguna escapadita de ensueño para George y para Mí, me he topado con un pequeño capricho para los sentidos que no he podido dejar de compartir con todas vosotras.

“La Casona del Viajante” es una antigua casa de indianos emplazada en plena naturaleza y restaurada con gran cariño y mimo por sus dueños. Todas sus habitaciones me han enamorado de principio a fin, sus desayunos son de esos para “no compartir” y su ubicación no puede ser más espectacular.

Y es que después de tanta reforma, estrés y horas extras de trabajo, George y Yo nos merecemos que nos mimen un poquito…¡porque nosotros lo valemos! ¡qué caray!

Y que mejor que hacerlo que un hotel rural con auténtico sabor vintage para poder disfrutarlo con los 5 sentidos…

(fotos vía www.decoratrix.com)

Me encantan las escapadas y ésta, amigas mías, no me la pienso perder, ¿y vosotras…?

Gira la Botella y dale una Vuelta a la Decoración

Si te pasa como a mí y eres una coleccionista compulsiva de cosas rechiflantemente bonitas, seguro que ya te has encontrado con el problema de no saber donde poner tantas cosas y más aún… ¿qué hacer con ellas?

Estanterías, cajas decoradas, pequeños altares esparcidos por toda la casa…todo vale para sacar provecho a tanto síndrome de Diógenes.

Uno de esos objetos que me alucina coleccionar son las botellas de cristal vintage. Son bonitas, vintage, sencillas a la hora de decorar y muy económicas a la hora de mirar nuestro bolsillo.

Y es que algo tan simple como unas botellas de cristal, lucen como el mejor de los jarrones si sabemos sacarle partido y combinarlo.

Con flores, sin flores, ordenadas por colores, escalonadas por tamaño… me encantan combinadas de múltiples formas, un detalle perfecto para hacer suspirar a cualquier rincón de nuestro hogar.

Y vosotras, ¿qué opináis sobre decorar con botellas de cristal?

Se Busca: Maletas Vintage con Estilo

Y es que cada vez se acerca más el veranillo y con él mis ganas locas de coger la maleta y perderme durante un par de días en alguna playa con buen sol y buena comida.

De ahí que estos días sólo piense en maletas, destinos, mapas y guías viajeras rechiflantes. Por eso, cuando encontré estos rincones tan viajeros en plenos apartamentos urbanitas, me enamoré de las maletas vintage.

(fotos vía decorology, sarahklassen y kristin’s apartment)

Ahora ya sólo pienso en encontrar algún mercadillo molón en mi destino vacacional donde poder hacerme con un par de maletas vintage para mi nuevo pisito.

¡FELIZ LUNES A TOD@S!

Una Boda de Pompones

Después de una semana de mucho calor, mucho trabajo y muchos quebraderos de cabeza…hoy, por fin, es ¡viernes!

Y para irnos al fin de semana con una gran sonrisa y la maquinaria de los sueños a todo trapo, os dejo con ¡una boda de pompones!

(fotos vía http://www.bodabella.es)

Me encantan estas imágenes: la atmósfera creada, los colores y sin duda alguna la cuidada estética bucólica. Y vosotras, ¿os atrevéis con los pompones en vuestras fiestas?

¡FELIZ FIN DE SEMANA A TOD@S!

Cerezos en Flor en Tu Mesa

Con la primavera todo se llena de luz, de flores y de vida…Durante un par de años, George y Yo tuvimos la oportunidad de vivir en Cáceres y a parte de grandes amigos, buena comida e historia a raudales, lo que más disfrutamos de aquella época fue sin lugar a dudas la naturaleza de la zona.

Nuestras excursiones de fin de semana eran todo un despliegue de improvisación y sonrisas ya que nos limitábamos a abrir nuestra pequeña guía extremeña y señalar al azar una página del libro y ¡allá que íbamos…! Y así dimos con uno de los paisajes más maravillosos que se pueden disfrutar en Extremadura: la Primavera en el Valle del Jerte.

Hicimos el viaje por carretera secundaria, subiendo un terrible puerto de montaña y duras horas al volante… pero el destino mereció tanto esfuerzo y más. Contemplamos el valle en todo su esplendor desde la cima y poco a poco fuimos descendiendo entre miles de paradas para tomar una foto aquí y otra allá. Ahora con la primavera y mi alergia en su máximo apogeo, recuerdo con cariño aquellos días entre antihistaminicos e inhaladores.

Por eso cuando encontré esta decoración para nuestras mesas, reuniones familiares, fiestas y demás compromisos, dibuje una gran sonrisa. Me pareció algo más que perfecta.

El arreglo floral me pareció absolutamente delicioso: ramas de cerezos en flor, en sutiles botellas de cristal sobre una mesa con pequeñas dosis de toques vintage y un cierto sabor asiático.

Espero que os guste tanto como a mí y la añadáis a vuestra lista de proyectos DIY…

(fotos vía www.designsponge.com)

Yvestown: una Casa en Rosa y Blanco

En los últimos días he descubierto una verdadera compy de las reformas y un blog que me rechifla. Sus colores, sus formas y todo lo que contiene me ha enganchado desde el primer instante en el que caí entre sus páginas.

Yves es la maravillosa artista que está detrás de este gran blog y la verdadera creadora de toda la magia que en él vais a ver.

A través de internet va narrando como transforma su asombrosa y preciosa casa antigua en Bélgica y la llena de una dulce armonía en blanco y rosa, sus dos colores fetiche.

Después de haber recorrido varios países, sufrido varias mudanzas y otras tantas reformas…lo suyo es pura poesía sobre las paredes y así lo refleja en cada rincón que crea.

Sencillamente adorable, maravillosamente mágica y una gran fuente de inspiración, por eso quiero compartir con todas vosotras este post y os animo a que visitéis su blog: www.yvestown.com para seguir disfrutando con su talento.

¿Seguís viendo la vida un poco más de rosa 😉 ?

Terrazas, Te y Mucho Relax

Estos día George y Yo estamos a mil por hora organizando nuestros días, capeando el estrés de nuestros trabajos y encajando en medio de todo este lío descomunal nuestra pequeña pero gran reforma sorpresa.

Empezamos hablando por un sencillo lavado de cara a la cocina, le siguió nuestro caprichito de regalarnos una ducha en lugar de la bañera, hablamos de los suelos y de poner halógenos… y hemos acabado con la casa patas arriba, coordinando reformas, presupuestos y obreros.

Por eso, en medio de toda esta tormenta, una necesita un poco de relax, un gran taza de te y qué mejor que en una tumbona en una pequeña terracita urbana en medio de la ciudad…

Y es que tener un rinconcito en tu casa desde el que poder evadirte de todo lo negativo del día y disfrutar de un bello atardecer, te hace ver la vida un poco más de rosa…

¡FELIZ MARTES A TOD@S!