¡Vivan los Novios Ochenteros!

Para quién piense que los cassettes, los crayones y los chewing gum de bolas de colores están pasados de moda, se equivocan. Y es que, ¡los 80 están más vivos que nunca!

La verdad es que mi época de instituto fue un poco épica y sobre todo, estuvo bien cargadita de todo aquello que un adolescente más teme sufrir: aparato de dientes recién puestecito, acné a tutiplén (vamos, que organizaban fiesta todos los días y ni pedían permiso) y cómo no,  un par de dioptrias que se colaron inesperadamente en la fiesta también. Con este panorama, podréis entender que mí adaptación al medio pasó más bien de puntillas.

Pese a todo, jamás cambiaría aquella época llena de regaliz, colonia Farala, cines al aire libre y Converse de 20 mil colores. Tengo unas fotos increíbles de aquella época y me parto de risa cada vez que echo un vistazo a cómo éramos en aquellos años mis amigas y yo. Sin duda alguna, un material de gran valor chantajistico 😉 jajaja

Y no debo ser la única que rememoro con cierto humor aquellos años porque cada vez están pisando con más fuerza los 80. Así que ya sabéis, sacas vuestros plastidecor de 24 colores, desempolvar vuestros cassettes y sacad algunas fotos divertidas de aquella época para vuestras fiestas más primaverales y bodas.

Y yo con una caja enterita de cintas viejas en el trastero… será cuestión de sacarlas y hacer un DIY para lavarles un poco la cara y que queden bien conjuntadas y monas con el nombre de cada invitado.

Adoro el tocado de la novia, considero que no puede ser más bonito y a la vez, más delicado, Mamáááááá… ¡yo también quiero uno!

Es uno de los libros para firmas y mensajitos de los invitados más originales y divertidos que he visto hasta la fecha, ¡me encanta!

Y es que ya se sabe: siempre hay una cinta para un cassette…¡genial eslogán!

Y vosotras, ¿cómo fueron vuestros 80?

Anuncios

Por Abril aguas Mil…

Y es que ya tardaba la lluvia en hacer acto de presencia en Galicia porque ya se sabe: por Abril aguas Mil…pero amigas, que no decaiga la fiesta y menos aún, que no arruine nuestras reuniones y nuestro Gran Día, por todo ello y porque le estoy cogiendo el gustillo a esto de las decoraciones bodiles, mi humilde consejo: hacer de la lluvia el punto fuerte y rechiflantemente bonito de vuestros días y vuestra noches…

(by stylemepretty)

Bonito, ¿verdad? pero ahora os preguntareis ¿cómo?… pues con nuestros adorables DIY projects querer es poder 😉

Unas sombrillas low cost, unas cuantas cintas de colores y mucha mucha maña a la hora de colocarlas con un poco de sedal transparente. Decorativo, visualmente de gran impacto y seguro que asombráis a vuestros invitados.

Un beso enorme y… ¡FELIZ MIERCOLES A TODAS!

San Valentín, cuenta atrás…

Ya entramos en la cuenta atrás para San Valentín, y como ya os conte en un post anterior, para mi cualquier fecha es buena para tener algo por lo que brindar, y el tiempo y la vida me han enseñado que no hay que dejar pasar los días de largo sin dar gracias por ellos. Asi que…¡Bienvenido San Valentín!

Y lo primero de todo es tener una felicitación especial para un día especial. Por eso aquí os dejo algunos ejemplos, de mis páginas favoritas, para que toméis nota de cuánta creatividad hay suelta por el mundo…

Me encanta esta felicitación, tiene robado mi corazón por entero, es muy Alice in Wonderland: dulce y tierna. Con detalles de lo más personales y motivos y colores totalmente vintage.

Unas antiguas cintas olvidadas en un cajón, se convierten en verdaderas protagonistas de esta felicitación. Personalizalas con cualquier tipo de mensaje especial para la ocasión.

El resultado no puede ser más bonito. Pero si en vez de cintas, lo que tenéis en el cajón son los carretes…no los desechéis todavía porque pueden convertirse en verdaderos mensajeros de vuestra felicitación de San Valentin…

La base es la misma: simple, sencilla y de lo más natural. Tinta sobre tela, cintas y un corazón abierto a los sentimientos pueden obrar maravillas. ¿Ya habéis pensado en cómo serán vuestras felicitación de SV?