En busca de un Nuevo Nido…

Me tenéis que perdonar que esta semana haya estado un poco ausente pero es que aprovechando un día tan romántico como San Valentin y que nuestro apartamento se nos está quedando un poco pequeño, George me ha anunciado que estaría bien eso de empezar a buscar algo más para 3 que para 2…y es que no desiste en aumentar la family en un futuro muy futurible, jejeje quien sabe si me comprará ese perrito que siempre le he pedido…

Lo cierto es que nos hemos puesto manos a la obra, y estamos en búsqueda y captura de un nuevo “nidito de amor” jajaja que ñoño queda esto de escribirlo pero lo cierto es que vamos a casarnos con nuestro banco para toooodaaa la vidaaaaa (buf! me da vértigo sólo de pensarlo…) y es que al nivel al que están los alquileres por Coruña tampoco tenemos mucha más opción.

Y pensando, pensando… en esto de metros cuadrados, nidos, que sí gres, roturas de puente térmico, orientación sur o norte y toda la verborrea que me he tenido que aprender para disipar ese aire de primeriza que tengo ante la agente inmobiliaria, me ha venido la inspiración como por arte de magia.

Ahí os dejo un pequeño rinconcito para bodas, hogares, fiestas o simplemente…¡para soñar!

Estas imágenes están sacadas del maravilloso y delicioso blog de Martha Stewart, toda una gurú de las planning partys en Estados Unidos. ¡Una verdadera maestra!

Mi nueva adicción esta semana han sido dos páginas web de verdadero encanto: la primera de ellas es The Natural Wedding Company, de la que extraje las dos imágenes que os he mostrado, y que por supuesto se inspira en la naturaleza para conferir a sus bodas de una gran calidez, y mi otra pequeña adicción es All The Beautiful Things, con unas fotografías maravillosas y todo muy “handmade”, de la que os muestro un poco de su magia a continuación…

Y para terminar más DIY projects sobre pájaros, nidos y otros elementos de gran naturalidad…

Y una de mis preferidas por la combinación de colores, la mezcla de texturas, su sencillez y sobre todo el buen rollo que transmite…

¡Feliz Jueves a Tod@s!



Sweet San Valentine Sweet…

Los días en el calendario pasan volando y ya estamos a tan sólo 2 días de una de las fechas más dulces de todo el año, ¡cuidado! no es apta para diabéticos jeje 😉

Así que puestos con las manos en la masa, y dado que este año me he propuesto sacar del horno más de una receta (como ya os había contando en un post anterior), ayer me fui al súper con una interminable de lista de la compra de ingredientes de lo más calóricos y me compré un súper kit para hacer deliciosos muffins…o por lo menos eso es lo que pone el dibujo de la caja 😉 jajaja

George es un poco reticente a que pueda sacar al comestible de esta cabecita loca porque con tanta receta, ingredientes, ideas y un bol lleno de ilusiones, no se fía mucho… pero no estoy falta de inspiración y para que vosotras también podáis ir respirando el dulce aroma de San Valentín, ahí os dejo unas bonitos proyectos que seguro harán las delicias de más de una.

Los colores primarios, la estética y la sencillez de la composición son simplemente deliciosos y ¡qué sabrosas son así las cartas de amor!

A veces no hacen falta grandes dotes de repostería y tan sólo con un poco de creatividad puedes personalizar unas simples piruletas para llevar un poquito de San Valentín a todas aquellas personas a las que quieras.

Con este cupcake tuve un auténtico flechazo, ¿no lo creéis?

El gusto por lo sencillo es algo que nunca falla.

Y otras veces, sólo es cuestión de encontrar el mejor envoltorio para tus palabras de amor.

¿Os animáis a echarme una mano?…Dulce San Valentin a tod@s!! XXOO

San Valentín, cuenta atrás…

Ya entramos en la cuenta atrás para San Valentín, y como ya os conte en un post anterior, para mi cualquier fecha es buena para tener algo por lo que brindar, y el tiempo y la vida me han enseñado que no hay que dejar pasar los días de largo sin dar gracias por ellos. Asi que…¡Bienvenido San Valentín!

Y lo primero de todo es tener una felicitación especial para un día especial. Por eso aquí os dejo algunos ejemplos, de mis páginas favoritas, para que toméis nota de cuánta creatividad hay suelta por el mundo…

Me encanta esta felicitación, tiene robado mi corazón por entero, es muy Alice in Wonderland: dulce y tierna. Con detalles de lo más personales y motivos y colores totalmente vintage.

Unas antiguas cintas olvidadas en un cajón, se convierten en verdaderas protagonistas de esta felicitación. Personalizalas con cualquier tipo de mensaje especial para la ocasión.

El resultado no puede ser más bonito. Pero si en vez de cintas, lo que tenéis en el cajón son los carretes…no los desechéis todavía porque pueden convertirse en verdaderos mensajeros de vuestra felicitación de San Valentin…

La base es la misma: simple, sencilla y de lo más natural. Tinta sobre tela, cintas y un corazón abierto a los sentimientos pueden obrar maravillas. ¿Ya habéis pensado en cómo serán vuestras felicitación de SV?