Un Espejo Sol para el Verano…

Primavera 0 – Verano 1  El aire ya huele a playa, a crema bronceadora y a vacaciones. Y para darle la bienvenida al verano, ¿por qué no introducir directamente al astro rey en nuestros hogares?

El espejo sol, una verdadera pieza de anticuario que data del siglo XVIII y que revivió su época de mayor esplendor en los 60 y 70.

Los ambientes no tan clásicos casan perfectamente con él y es un punto focal excelente para que domine la habitación.

Y no sólo se adapta a nuestros salones, mirad que bien combina como cabecero de cama en un ambiente algo más informal…

Me  rechifla darle una vuelta a los desvanes de nuestras abuelas en busca de viejos tesoros olvidados y mezclar estos objetos tan clásicos con ambientes más contemporáneos y super modernos.

Que me decís, ¿os dejáis seducir por sus rayos?

Espejo, espejito Veneciano…

Cada día mi mundo se llena más de pinturas, molduras, escaleras y un montón de trabajo por hacer. Y es que la reforma de nuestro pisito es aprueba de paciencia…claro, que también es la primera vez que cogemos el timón desde el minuto 0.

¡Qué bonito se ve todo desde las revistas! ¡y qué fácil!, pero no os engañéis, no,no, porque para el resultado estamos todas preparadas pero para la letra pequeña…¿quién se la lee cuando la ilusión lo pinta todo de color de rosa?

Por eso, cuando encuentro pequeños amores para decorar nuestro nuevo pisito, se me ilumina la cara como una tonta y no paro hasta encontrar la forma de hacerlo mío.

El último de mis amores, es un autentico capricho para la vista. Los espejos venecianos. Habrá a quienes les parezcan ostentosos, demasiado palaciegos o  incluso demasiado elaborados pero a mí me encantan.

Me parecen el complemento perfecto para cualquier rincón porque está lleno de matices y mucho estilo. Y además, porque no hace falta ser una Maria Antonieta para disfrutar de él.

Combinado con ambientes más rústicos el resultado es de 10 sobre 10. Y sino, echad un vistazo a este dormitorio donde la original mesita de noche no le resta importancia a esta maravillosa pieza.

Espejo, espejito veneciano…¿serás mío esta vez?…